HOY TAMBIEN FELICITAMOS A NUESTROS AMIGOS MÁS FIELES

Vivir con un perro te cambia la vida.

No lo dice ningún estudio; lo hemos experimentado nosotros mismos.

Es ese compañero incansable, una fuente inagotable de amor, quien rompe tus esquemas y quien nada más llegar a casa, se convierte en uno más de la familia.

¡ Ayer fue su día y volvemos a felicitarlos !

Seguramente ya le hayas demostrado cuánto le quieres antes de salir de casa. Pero ¿sabes cómo te demuestran ellos su cariño?

Dormir contigo: ya puede ser la noche más calurosa del año, que tu compañero perruno va a querer dormir contigo. Porque tienen por costumbre dormir en manada y tú eres parte de la suya.

Jugar con tu ropa y zapatos: estamos de acuerdo que no es nada divertido ver tus deportivas nuevas destrozadas, pero es que para él son una pequeña joya con tu olor y se muere por babosearlas y despedazarlas. Y después pone esa carita de no haber roto un plato en su vida… ¿quién es capaz de castigarle?

No para de traerte su juguete: tendrás que tirarle la pelota mil veces y otras mil más. Aunque tu estés cansado, debes tener en cuenta que para él es significado de pasar tiempo contigo y compartir su juguete favorito.

Te sigue por toda la casa: no puede vivir sin ti y tiene que seguirte a cada paso que das. Tanto si vas a por un vaso de agua a la cocina como si tienes que ir al baño. Él siempre estará ahí.

Se pone panza arriba: es un gesto de vulnerabilidad y sumisión. Si has conseguido esto, tienes las puertas de su confianza abiertas.

Te sonríe: sí, los perros también sonríen. Al convivir con los humanos han logrado imitar un gesto similar al nuestro y así te demuestra la emoción que siente al verte y cuánto te quiere.

Y puesto que es una parte muy importante en tu vida, debes tener en cuenta su protección, bienestar y salud.

En un post anterior, ya te explicábamos las ventajas de asegurar a tu amigo fiel y cuáles eran los casos en los que era obligatorio contratar una póliza de responsabilidad civil. Porque nadie se quiere poner en lo peor, pero nunca se sabe qué puede suceder y es mejor asegurar tu tranquilidad y la de tu amigo perruno antes de que pase nada.

Y te traemos una solución hecha a tu medida: un seguro de mascotas sin exclusiones de razas, sin diferencias según edades y sin exclusiones por salud. Donde tendrás cobertura básica para :

Daños al animal: accidente, robo o pérdida. Desde la asistencia veterinaria necesaria, pasando por una indemnización por su valor o el reembolso de los gastos incurridos en anuncios para encontrar a tu fiel amigo.

Defensa jurídica y fianzas ante denuncias o juicios.

Estancia en residencia canina por hospitalización del asegurado: para garantizarle un buen lugar donde estar cuando tú no te puedas ocupar de él.

Sacrificio y eliminación del cadáver: no nos gusta hablar de estos temas, pero sí nos gusta tenerlo todo planificado para, llegado el caso, que el trámite sea lo menos pesado posible.

Ponte en contacto con nosotros y diseñaremos un plan totalmente adaptado a ti y a tu compañero perruno.

Ah! Y si este verano estás pensando en llevarte a tu mascota de vacaciones, te recomendamos Benalcan; la primera playa para perros de Benalmádena totalmente acondicionada, que cuenta incluso con unas duchas adaptadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.