CELEBRA ESTE DÍA TODOS LOS DÍAS.

Desde 2010, hoy se celebra el día mundial de la alegría.

El precursor fue el colombiano Alfonso Becerra y su objetivo era que todos viéramos la importancia y la fuerza de este sentimiento.

La alegría es uno de los sentimientos más nobles y está directamente relacionada con la felicidad.

Todos la hemos experimentado; esa sensación de satisfacción que recorre y activa todo tu cuerpo.

Nosotros la sentimos y los demás la pueden llegar a ver; porque nos cambia el gesto de la cara, la salud, el estado de ánimo y la actitud.

Cuando estamos alegres, sonreímos. Y está científicamente comprobado que, cuando dibujas una sonrisa en tu cara se acelera el corazón, aumenta la presión sanguínea y se producen más endorfinas que nos llevan a un estado de bienestar.

Y cuidado porque la sonrisa es contagiosa. 

Es impresionante el efecto que nuestra sonrisa puede provocar en los demás. Prueba a sonreír en situaciones de tu día a día como saludar, hablar por teléfono, dar las gracias… y verás como la otra persona, te devuelve la sonrisa.

Pero para lucir bien tu sonrisa, lo más importante es tener una buena salud dental.

 

¿Tienes un seguro dental a tu medida?

Los seguros dentales te garantizan una salud bucodental con un gasto controlado y, a pesar de que existen gran variedad de ofertas, debes examinar bien tus opciones y tener claro en qué fijarte para encontrar la que más se adapte a tí y a tu situación familiar. 

Nosotros te damos estas claves:

 

1. Unida al seguro de salud o no.

Si tienes un seguro de salud, lo más probable es que ya te hayan ofrecido esta garantía.

Con esa oferta en la mano, compara con el resto de compañías y, si el precio es de los más bajos con las mismas coberturas, contrátalo. Porque tenerlo todo en la misma compañía es más cómodo y quizás ahorres a largo plazo.

 

2. Franquicia.

Esta modalidad es la más habitual y consiste en pagar una prima que incluye una serie de servicios gratuitos y, el resto tendrás que abonarlos a parte.

Aquí, lo realmente importante, es ver qué incluye y qué no; ahí radica la diferencia de precios entre unas compañías y otras.

 

3. Elección según clínica y profesionales.

Antes de contratar, te aconsejamos que revises el cuadro médico y su localización; para asegurarte de que tienes cerca la consulta. No pierdas el tiempo en desplazamientos aunque se trate de la opción más barata.

Pero la mejor opción es pedir consejo a un profesional en tu búsqueda. Porque conoce muy bien el mercado y podrá orientarte. Por eso te ofrecemos una asesoría gratuita con nuestro equipo, que te atenderá con su mejor sonrisa y te ayudará a buscar la mejor solución para tí.

Si al leer este artículo has acabado sonriendo, es que te hemos contagiado nuestra alegría.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.