Entradas

¿Te has parado a pensar en el nivel de protección en seguridad de tu empresa?

Ciber Protección

 

Ransomware – WannaCry – Peyta: los riesgos para las empresas.

 

En las últimas semanas organizaciones de todo el mundo han recibido hasta dos ataques del famoso ramsomware.

 

 

La más reciente WannaCry de la nueva variante de Peyta, ha infectado miles de quipos basados el sistema operativo windows. Las empresas debemos ser conscientes de este tipo de riesgos, manejamos mucha información de todos los niveles. Por lo tanto, debería ser prioritario pararse y analizar nuestro nivel de protección. Como dijo Chema Alonso (experto en ciberseguridad) “ninguna empresa puede garantizar que no vaya a afectarle un malware u otro“.

Chema Alonso - Ciber Ptotección

 

Curiosamente contaba Chema, que un cliente que había sido atacado le dijo:

“haz lo que sea para garantizarme que nunca me va a volver a pasar”

Con lo que Chema respondió:

“Te puedo garantizar que este ya no te va a suceder más, pero no que te vaya a suceder otro distinto”

 

Ciber Protección:

Por eso debemos estar preparados y contar con expertos en seguridad informática. Desde Seguros Quijote queremos ofrecerte ese nivel de protección que tu empresa necesita. Contamos con un técnico que podrá informarte sobre el producto de Ciber Protección aclarando cualquier tipo de duda.

 

Es un producto a medida que cubre las necesidades y debemos conocer cuánto de sensibilizado estás con el ciberriesgo. Es el primer paso para poder mejorar. Lo que no se conoce o no se mide, no se puede mejorar. Hay que determinar qué cantidad de datos manejamos y de qué tipo son.

No todos los datos tienen el mismo valor. Por lo tanto, el esfuerzo de protección y la inversión que se haga variará según el caso. Hay que identificar los sistemas y los datos de interés que puede ser atacados y dañados. Todo ello para poder estimar el coste de recuperación de la información y del restablecimiento de la situación. Establecer prioridades en la protección y recuperación de datos es clave.