¿Cuál es el mejor momento para contratar un seguro de vida?

 Seguro que más de una vez te has planteado contratar un seguro de vida. Porque, aunque evitamos a toda costa pensar que en cualquier momento podemos sufrir un accidente o un problema de salud grave, es una realidad que está muy presente. Y quieres asegurarte de que tu familia va a estar bien pase lo que pase.

Pero, ¿cuál es el mejor momento para contratar un seguro de vida?

En este post vamos a resolver todas tus dudas: te vamos a explicar detalladamente todas las ventajas de un seguro de vida, qué coberturas tiene y cuál es el momento ideal para contratarlo. ¡Sigue leyendo!

¿Qué ventajas tengo al contratar un seguro de vida?

Cuando contratas un seguro de vida, estás asegurando el bienestar de tu familia y de tus seres queridos para que estén bien cuando tú ya no puedas protegerles. Para que, cuando tú no estés, ellos mantengan una estabilidad económica y no se vean desamparados.

Por ello la mayoría de la gente se plantea contratar un seguro cuando pasan los 50 años y el riesgo de enfermedad es mayor.

Sin embargo, si tienes menos de 30 años, tener un seguro de vida también te beneficia:

  • El seguro de vida tiene descuentos especiales para los menores de 30 años, así que te saldrá más barato.
  • Te cubre en situaciones difíciles, por ejemplo si sufres un accidente.
  • Puedes adaptar la póliza a tus necesidades concretas.

 

¿Cuál es el mejor momento para contratar un seguro de vida?

Al contrario de lo que se suele pensar, no tienes que esperar a una determinada edad para contratar este seguro. Aunque es cierto que la edad es un factor muy importante, hay otros elementos que influyen, como los beneficiarios.

Los beneficiarios son las personas que van a recibir la indemnización de tu seguro de vida. Es decir, tu mujer, hijos o las personas que tú especifiques. Por eso mucha gente se lo plantea después de casarse, cuando tiene hijos o si ha invertido en una hipoteca.

Estas son algunas de las situaciones en las que es conveniente contratar un seguro de vida:

  • Cuando formas una familia: desde ese momento, el futuro de tu pareja y/o tus hijos queda ligado al tuyo, por lo que es un buen momento para contratar un seguro de vida que les garantice cierta estabilidad económica.
  • Cuando firmas una hipoteca: cuando te endeudas con una hipoteca es importante asegurarte de que, aunque faltes, la deuda quedará cubierta. De lo contrario, tu familia puede quedarse sin su hogar. Por eso se suele contratar un seguro de vida vinculado a la hipoteca (o al tipo de crédito que desees).
  • Si realizas un trabajo o actividad de riesgo: si en tu trabajo realizas alguna actividad de riesgo (bombero, policía, trabajas con materiales peligrosos o pasas muchas horas en la carretera…), es muy conveniente que contrates un seguro de vida.
  • Si encuentras una buena oferta: por ejemplo, con un descuento del 50% en tu seguro de vida al contratar el seguro de hogar .
  • Cuando superes los 50 años: aunque la edad no es necesariamente un factor determinante, superada esta edad es más probable que sufras una enfermedad. Sin embargo, en este caso es más recomendable que contrates un seguro de vida-ahorro, que te ayuda a complementar la disminución de ingresos después de tu jubilación.

Este tipo de seguros cubren el fallecimiento y, a la vez, te ayudan a ahorrar de cara de a tu jubilación.

¿Qué coberturas tiene el seguro de vida?

Las coberturas del seguro de vida se pueden adaptar a tus necesidades concretas pero puedes encontrar, entre otras:

  • Fallecimiento del asegurado por cualquier causa
  • Invalidez absoluta y permanente
  • Fallecimiento accidental
  • Invalidez absoluta y permanente por accidente
  • Cáncer invasivo de mama
  • Cáncer invasivo de próstata
  • Dependencia severa y gran dependencia

 

En resumen, aunque no hay un momento exacto en el que debas contratar un seguro de vida, es más importante que te protejas cuando tienes otras personas a tu cargo, contrates un crédito o si realizas alguna actividad peligrosa.

Aunque cada persona es un mundo y cada caso tiene unas necesidades concretas. Por eso, lo mejor es que te pongas en contacto con nosotros  y nos cuentes tu situación. Y te explicaremos cuáles son las opciones que más te convienen.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario