incendios domesticos

¿Cómo prevenir incendios domésticos?

incendios domesticos

En muchos momentos del día llevamos a cabo acciones que, aunque cotidianas, entrañan riesgo y pueden desencadenar la aparición de fuego. Así, por ejemplo, muchas veces colocamos prendas de ropa en radiadores para secarla; dejamos la plancha encendida mientras realizamos otras tareas; o no prestamos atención a la hora de depositar las colillas de los cigarros. Por este motivo, y en invierno, conviene no dejar de lado ciertas buenas prácticas en relación a fuentes de calor y aparatos eléctricos. El objetivo: prevenir incendios domésticos.

Cabe recordar, asimismo, que en aquellos hogares donde hay niños, es importante enseñarles y advertirles. Por su parte, en aquellas familias donde hay personas mayores, será clave tratar de prevenir los despistes y descuidos. En estos casos hay que hacer incapié en repasar las tareas que hay que comprobar que estén realizadas. Por ejemplo, confirmar que se ha apagado la caldera o el fuego para cocinar antes de salir de casa.

Consejos para evitar situaciones de riesgo:

Periódicamente, la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (Tecnifuego-Aespi) comparte recomendaciones para prevenir situaciones de riesgo. En las siguientes líneas recogemos algunos consejos imprescindibles para prevenir este tipo de accidentes en casa.

-Conviene cuidar el estado de las campanas, estufas, braseros de carbón y chimeneas. Además, hay que prestar atención a las regletas y el número de aparatos conectados a la vez a un mismo enchufe (aunque la capacidad siempre depende de la capacidad contratada.

Respecto a los braseros, son preferibles los eléctricos a los de carbón y, en el mejor de los casos, la solución más segura siempre pasará por disponer, cuando sea posible, de calefacción central. En cuanto a las estufas, hay que alejarlas de elementos como muebles o cortinas. Periódicamente debemos limpiar la campana extractora ya que la acumulación de grasa y suciedad constituye un factor de riesgo.

 

-Si alguna de las personas que vive en casa fuma, debe hacerlo únicamente en la terraza o balcón exterior. En cualquier caso, hay que evitar al máximo hacerlo cerca de la cama o el sofá. Además, se recomienda utilizar ceniceros de agua y no vaciar éstos en la papelera.

-En lo que se refiere al uso de planchas de ropa o de pelo, acostumbrarse a desconectarla inmediatamente después de su uso representa un imperativo. Y cuando estén siendo utilizadas, hay que colocarlas sobre superficies no inflamables y aisladas de otros elementos.

-Si percibes olor a gas, lo primero que debes hacer es cerrar todas las llaves de paso. A continuación abre cuántas ventanas y puertas sea posible para diluir el posible escape con la corriente de aire. Recuerda no usar, bajo ningún concepto, aparatos eléctricos, o generar chispas o llamas de fuego. Además, y si usas bombona de butano, ésta debe almacenarse al aire libre.

¿Cómo actuar si se producen incendios domésticos?

-Si surge un fuego pequeño, es importante recordar que el agua no representa una solución universal. Para disuadir las llamas, el aceite de una sartén ardiendo puede repelerla y generar chispas que expandan el fuego. Para evitar incendios domésticos en estos casos es mejor recurrir a un trapo húmedo, una manta ignífuga o a un extintor.

-Si se produce un incendio que se antoja incontrolable, es recomendable refugiarse en algún lugar seguro. Una vez allí, disponer de una manta o una toalla colocadas en la rendija de la puerta para que no entre el humo. De hecho las víctimas son más vulnerables por la inhalación de humo que por las posibles quemaduras.

Cuando se trata de contratar un seguro de hogar, resulta clave tener en cuenta la cobertura de incendios, ya que es una de las amenazas más peligrosas para el domicilio. Cada residencia tiene unas necesidades y requerimientos distintos, por lo que conviene comparar entre todas las pólizas que se encuentran en el mercado. El comparador de Seguros Quijote te puede ayudar a encontrar la solución a tu medida.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] una avería, una inundación o un incendio no son los únicos riesgos que nos obligarán a proteger nuestra vivienda. Muchos de los incidentes […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.