Seguro de viaje

Seguros de Viaje: ¿cuándo contratarlos?

Al parecer, lo más cerca que los españoles estamos de un seguro de viaje es la casilla que rechazamos cuando compramos un vuelo Ryanair.

Las encuestas revelan que sólo alrededor de un 25% de los españoles contratamos un seguro cuando planificamos y compramos nuestro viaje. Y además, los manchegos ocupamos las últimos tres filas del ranking nacional (sólo un 11%).

¿Es necesario un seguro de viaje?

Pero, ¿para qué necesitamos un seguro de viaje?. Te vas de viaje a Ámsterdam. Alquilas una bicicleta para recorrer la ciudad, y con la emoción de la llegada te caes de la bici. Cómo ya sabes, la Tarjeta Sanitaria Europea cubre los gastos básicos de salud*. De esta manera, serás tratado como un residente más en el país al que viajes. Tendrás derecho a recibir asistencia médica. Pero si se diese el caso de no poder acudir al hospital por tu propio pie, el seguro podría llamar a una ambulancia o llevarte de vuelta a tu casa.  En el peor de los casos, tu seguro de viaje también te cubre los gastos de repatriación.

*En cada país existe una legislación. Si en ese país los medicamentos y determinadas intervenciones quirúrgicas corren a cuenta del paciente, a ti también se te aplica esa norma. A no ser que tengas un seguro de viaje.

¿Sólo cubre incidencias sanitarias?

Los accidentes sanitarios no son el único incidente que puede perturbar tu viaje. Todos hemos pasado el momento crisis tras un largo rato esperando a la maleta que no aparece, o que vuelve dañada. Las horas de espera cuando te retrasan el vuelo y vas a perder el vuelo de conexión, la noche de hotel o los tour turísticos que ya tienes contratados. Tu seguro de viaje podría reembolsarte el importe perdido. Así como los daños causados por demora o perdida de pertenencias.  Además, los seguros te reembolsan el importe de los gastos de primera necesidad para poder seguir con tu viaje.

Seguro de viaje

Todos nos hemos quedado sin hacer el viaje que soñábamos por miedo a tener que cancelarlo en el último momento. En este caso, el seguro de viaje puede cubrirte las cancelaciones a última hora. Así como las compensaciones por volverte antes de tiempo. De forma compensativa y equivalente, te reembolsarían la parte del viaje que no pudiste disfrutar.

Después de un día de turismo, decides caer en la tentación de cenar McDonals en la habitación. Esa mancha de kétchup en la cama del hotel, te podría salir cara. Existen seguros que te cubren la Responsabilidad Civil si durante el viaje causas algún daño involuntario. Tanto tasas o gastos como la fianza judicial.

Definitivamente, el seguro de viaje debería de ser un elemento más de nuestro viaje. Quizás sea una cuestión de restauración (de buenos hábitos), como los Molinos de San Blas. En Seguros Quijote, te ofrecemos la mejor comparación de seguros para que disfrutes de tu viaje con la mayor tranquilidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.