franquicias auto

En el anterior blog te contábamos todo lo que debes tener en cuenta para contratar el seguro de coche que realmente necesitas. No es el más barato ni el que primero te ofrecen; ni siquiera el mismo que tiene tu padre… el mejor seguro de coche para ti es el que se adapte a tu forma de conducción y al uso que le darás a tu coche.

Y como nos habéis preguntado varias dudas acerca del tema de las franquicias, hemos dedicado este blog para contarte todos los detalles. En el siguiente vídeo, Gloria te lo explica todo:

Seguro que después de ver el vídeo ya tienes más claro cómo funciona una franquicia, pero para que no tengas que coger boli y papel para apuntarlo todo, aquí te dejamos información ampliada que podrás consultar en todo momento:

 

¿Qué es la franquicia de un seguro a todo riesgo?

Cuando contratas un seguro a todo riesgo tienes la opción de hacerlo con o sin franquicia. La franquicia es una cantidad o un porcentaje que pactas con tu aseguradora y que asumirás si tienes un siniestro con tu coche. No significa que tengas menos coberturas; se trata de que los daños que provocas en tu coche se pagarán a medias entre tu aseguradora y tú, según la franquicia que hayas firmado en tu contrato.

Es la fórmula perfecta para tener un seguro de coche muy completo a un buen precio; porque cuanto mayor sea la franquicia, mayor será el descuento que se aplicará sobre la prima inicial. Las aseguradoras con este producto consiguen no sólo reducir las primas a sus asegurados, sino también bajar los índices de siniestros. Porque como tú pagas una parte de la factura, envías menos partes a tu seguro.

 

¿Cuándo se aplica la franquicia de mi seguro de coche?

Un seguro de coche a todo riesgo con franquicia te cubrirá todos los daños por responsabilidad civil que causes a un tercero, pero en los daños propios se te aplicará la franquicia. Luego, dependiendo de las compañías hay coberturas sobre las que no se puede aplicar la franquicia y en otras, como robo, incendio o lunas donde sí se puede aplicar. Y es aquí donde se puede jugar con la franquicia para bajar la prima del seguro y que te salga un pelín más barato.

Supongamos que tienes contratado un seguro de coche a todo riesgo con franquicia de 200€ y tienes un golpe con otro coche del que tú tienes la culpa. Los daños al otro coche y la posible indemnización al conductor están cubiertos totalmente por tu seguro. Pero los daños de tu vehículo los asumirás entre tu seguro y tú; suponiendo que la factura de tu taller es de 350€, tú pagarás 200€ (que es la cantidad de tu franquicia); y tu seguro los 150€ restantes.

 

¿Cómo se aplica la franquicia en un siniestro?

La franquicia se aplica sobre cada parte de siniestro que se envía a la aseguradora y que tenga que ver con daños materiales del coche que está asegurado (ya mencionábamos que la responsabilidad civil a terceros está cubierta sin franquicia). Y aquí debemos diferenciar entre un siniestro con consecuencias en varias partes del coche y varios siniestros en zonas cercanas del coche que queremos pasar como un único parte. Veamos las diferencias con un ejemplo:

El perito considerará un siniestro con una única franquicia si por una mancha de aceite en la calle pierdes el control de tu coche y te estampas contra una farola que abolla la puerta del conductor y una señal de tráfico que rompe la parte trasera del coche. Has provocado daños en dos partes de tu coche pero se debe a un único accidente.

Por el contrario, considerará varias franquicias en un único parte al seguro si has rozado con la columna del parking la puerta del copiloto un día y otro día rozas la otra puerta con la pared de otro parking. Podrás pasar un único parte pero el perito considerará que son siniestros diferentes.

 

¿Cómo dar parte de un siniestro si tengo mi seguro de coche a todo riesgo con franquicia?

Siempre que tengas un siniestro, te recomendamos que saques fotos para tener pruebas de lo que ha pasado y que llames a un agente de la autoridad. Así luego te evitarás confusiones. Y justo después, llama a tu compañía o corredor de seguros y te ayudarán a hacer todas las gestiones y resolver tu siniestro.

Una práctica que se hace mucho y que no te aconsejamos porque es ilícita es enviar un parte “general” para arreglar de una vez varios arañazos, rozaduras o pequeños golpes que se han producido en momentos diferentes, para pagar sólo una franquicia. Y precisamente porque se suele hacer mucho, los peritos cada vez examinan con más detalle cada parte y esto hace que la tramitación de un siniestro a veces se alargue en el tiempo.

Cada golpe, rozadura, arañazo, accidente, etc debe tramitarse como un siniestro diferente y por lo tanto, habrá que asumir una franquicia por cada siniestro.

 

Contrata tu póliza de coche con un corredor de seguros que te dé confianza y te garantice que te ayudará a resolver tus gestiones en cada momento. Porque los accidentes suceden cuando menos te lo esperas y, si tienes el seguro adecuado, no tendrás de qué preocuparte.

 

Para encontrar la póliza de coche adecuada para ti, entra en nuestro comparador de seguros  y viaja tranquilo con sólo unos clics.

Si quieres entender el mundo de los seguros y estar al día de este tipo de novedades, síguenos en nuestras redes sociales y no te pierdas nada.

Y si consideras que esta información puede ser útil para alguien de tu entorno, comparte esta entrada en tus redes sociales para que tus contactos también puedan estar informados y contraten seguros conociendo las mejores opciones del mercado.