seguro de coche

Cuando te vas a comprar un coche, y sobre todo si es el primero, das mil vueltas a los concesionarios de coches antes de elegir el que será TU COCHE. El primero; el que siempre recordarás y tendrá un gran valor sentimental para ti. Pero ¿le pones las mismas ganas a buscar el seguro adecuado para tu coche? Ojo que esto, también es importante.

Gloria te cuenta en este vídeo qué alternativas tienes a la hora de contratar tu seguro de coche y qué debes tener en cuenta para escoger sólo las coberturas que vas a necesitar cuando saques tu coche.

Como bien dice Gloria, lo primero que debes tener claro es el tipo de seguro de coche que necesitas contratar

¡Ojo! Contrata el seguro de coche que necesitas para tener una protección lo más completa posible; no contrates el primer seguro que veas, el mismo que tiene tu padre o la opción más barata sin haber mirado bien las coberturas que incluye.

* Seguro a terceros. El Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, obliga a contratar un seguro a todos los vehículos a motor que incluya, al menos la Responsabilidad Civil obligatoria. Y éste es el seguro a terceros o seguro básico. Será el que te asegure que tu coche puede circular por cualquier vía. Te aconsejamos esta opción si tienes un coche de segunda mano con el que circules sobre todo por población y no suelas hacer viajes largos habitualmente.

* Seguro a terceros ampliado. El seguro básico se quedaba muy básico; y el siguiente escalón quedaba demasiado grande; así que las aseguradoras hicieron un paso intermedio dando la opción de añadir paquetes de coberturas que hicieran el seguro a terceros más completo. Y aquí es donde entra en juego el saber comparar entre unas compañías y otras para encontrar la mejor opción para ti. Eligiendo las coberturas adecuadas, podrás tener un seguro económico pero que te asegure una asistencia apropiada en caso de tener un percance.

* Seguro a todo riesgo. Es el más completo. Te asegura una cobertura completa tanto en asistencia como en todo tipo de servicios para ti y para tu coche. También podrás elegir unas coberturas u otras, así que presta mucha atención a la hora de contratarlo porque tienes dos opciones:

  • Seguro a todo riesgo sin franquicia. El seguro correrá con los gastos de reparación de tu coche en caso de un siniestro que has causado tú. Algunas compañías te dan la oportunidad de aplicarlo a la totalidad del seguro o sólo a algunas coberturas.
  • Seguro a todo riesgo con franquicia. Tiene las mismas coberturas que la opción anterior pero marcas una cantidad de dinero que tú asumirás en caso de dar un parte al seguro, que es lo que se conoce como franquicia. Por ejemplo, si tienes una franquicia de 200€ y le das un golpe a tu coche que cuesta arreglar 500€, tú tendrás que abonar los primeros 200€ y el resto, la aseguradora. Lo bueno de esta modalidad es que la prima del seguro es más económica; y lo menos bueno es que si das muchos partes de siniestro, al final no te saldrá tan rentable.

Elige una de estas modalidades para asegurar tu coche nuevo, si lo utilizas a diario haciendo muchos kilómetros o si es tu herramienta de trabajo.

Una vez tienes claro qué tipo de seguro quieres contratar, debes chequear las distintas coberturas que te ofrece tu aseguradora y así podrás tener un seguro más completo y que te dé garantías de asistencia en caso de accidente.

Éstas con las principales coberturas que te asegurarán una mayor protección en tu seguro de coche:

Nunca debes renunciar a incluir estas 4 coberturas imprescindibles en tu seguro; aunque sea el más básico:

  • Responsabilidad Civil obligatoria. Debe estar incluida en tu seguro sí o sí; puesto que la Ley te obliga a tenerla para poder circular.
  • Asistencia en carretera. Es la segunda más importante; imprescindible para que, cuando salgas a carretera, estés protegido ante cualquier percance. Aquí te aconsejo que pongas atención al kilómetro desde el que se te prestará asistencia y te asegures que pone desde el kilómetro 0. Porque imagínate que vas a trabajar y tu coche ese día no arranca; si cuentas con asistencia en carretera desde el kilómetro 0, tu aseguradora te pondrá un vehículo para llevarte al trabajo. Si por el contrario la asistencia cuenta a partir de 20, 50 o 100 km desde tu residencia habitual, ese día te tendrás que buscar un taxi para te lleve al curro y una grúa que lleve tu coche al taller. Si quieres más información sobre la asistencia en carretera más completa, echa un vistazo a este blog.
  • Seguro del conductor o también llamada Cobertura de accidentes. No debes regatear con esta cobertura. Porque será la que te cubra los daños causados por un accidente que provoques tú. Normalmente suele estar incluida por defecto en todos los tipos de seguros; y en lo que te debes fijar bien es en la cantidad de la indemnización, que suele estar entre los tres mil y los treinta mil euros.
  • Lunas. Es otro imprescindible porque si tienes una luna rota no podrás sacar tu coche. Y las lunas son más vulnerables de lo que parece; un simple chinazo nada más salir a carretera podría rajar toda la luna delantera y arruinarte el día, el viaje o lo que tengas planificado hacer en los próximos días. Debes asegurarte de que cubre no sólo las sustituciones y reparaciones sino también la mano de obra… para que luego no tengas costes extras con los que no contabas.

tipos seguro coche

Además de las coberturas imprescindibles, hay otras que deberías contemplar para hacer tu seguro de coche más completo:

Fenómenos atmosféricos. Para que tu coche no se quede como un colador después de una granizada fuerte, deberás contar con esta cobertura. En algunas compañías la incluyen al contratar robo e incendio, pero en otras no; así que repasa bien tu póliza e inclúyela.

Atropello a animales. Los accidentes por atropello a animales son más habituales de lo que te puedas imaginar; y será muy importante saber cómo reaccionar en ese momento y tener previsión habiendo incluido esta cobertura en tu póliza. Para más información, entra en nuestro blog donde te ampliamos información.

Defensa jurídica. Suele estar incluida en casi todos los seguros; lo que se puede cambiar es el presupuesto que tu aseguradora destinará a esta asistencia. Oscila entre los 1.500 y 3.000€.

Robo. Incluye esta cobertura en tu póliza pensando en tu lugar de residencia, el modelo de coche, la antigüedad y dónde lo guardes.

Retirada del permiso de conducir. Es una de las coberturas que más varían de una aseguradora a otra. Pero si tu coche es tu herramienta de trabajo, deberás prestarle mucha atención y valorar bien todas las opciones.

Vehículo de sustitución. Es un plus muy famoso ahora mismo, pero te aconsejamos que valores si te merece la pena, según tu situación y el uso que le das a tu coche.

Reclamación de multas. Viene a ser como la anterior, muy conocida y práctica; pero debes leer bien la letra pequeña para saber qué tienes cubierto, para que llegado el caso realmente te dé el soporte que esperabas.

Incendio. Es de las menos utilizadas. Si la piensas contratar porque tu coche duerma en la calle, infórmate bien qué tipo de incendios cubre y qué indemnizaciones te asegura, porque a veces sólo cubre algunas partes del coche y no el coche entero.

seguro terceros

 

Acaba de salir la noticia de que España tiene 2,65 millones de vehículos “zombi”; que están en funcionamiento sin contar con un seguro; ni siquiera el básico.

Esperamos que después de leer este artículo hayas visto la importancia de contar con un seguro de coche adecuado a tus circunstancias; te ahorrarás dinero y problemas si algún día tienes un accidente.

 

 

 

Para encontrar el seguro de coche que se adapte a ti, a tu vehículo y a tus circunstancias, déjate aconsejar por un corredor de seguros; que te ayude a buscar la mejor combinación de coberturas. En el comparador online de Seguros Quijote tienes las mejores opciones del mercado al mejor precio y una asesoría personalizada siempre disponible, respaldada por una empresa de más de 30 años de trayectoria.

 

Si quieres entender el mundo de los seguros y estar al día de este tipo de novedades, síguenos en nuestras redes sociales y no te pierdas nada.

Y si consideras que esta información puede ser útil para alguien de tu entorno, comparte esta entrada en tus redes sociales para que tus contactos también puedan estar informados y contraten seguros conociendo las mejores opciones del mercado.