La asistencia en carretera es una de las coberturas importante que debes mirar con lupa antes de contratar tu seguro de coche. Uses poco o mucho el coche, en algún momento te verás en la situación de solicitar a tu seguro la famosa asistencia en carretera.

Un accidente, una avería, un pinchazo, un problema con el combustible… imagina que un día vas a tu coche, accionas la llave para encenderlo y no arranca. Y sí, tenía que pasar el día que vas más justo de hora para llegar al trabajo.

La cobertura de asistencia en carretera adecuada te salvará de llegar a tiempo a esa reunión importante o no.

 

¿Has revisado ya tu póliza de coche para asegurarte qué te cubre exactamente?

Cuando contratas un seguro de coche, una de las coberturas fundamentales en las que te tienes que fijar es en ésta. Y deberás comparar el tipo de asistencia que te ofrece cada compañía aseguradora.

 

Éstos son los puntos más importantes que tienes que tener en cuenta a la hora de comparar para encontrar la mejor cobertura de asistencia en carretera:

¿Qué es la asistencia en carretera?

¿Qué debo tener en cuenta al comparar la asistencia en carretera?

Supuestos que cubre la asistencia en carretera

¿Qué es la asistencia en carretera?

Es una cobertura que suele estar incluida en la mayoría de seguros de coche.

Se trata de un servicio de ayuda en el caso de que tu vehículo no pueda circular; bien porque hayas sufrido un accidente o bien por cualquier otro motivo como una avería, que te has quedado sin combustible, que has perdido las llaves, que tienes una rueda pinchada, y un largo etcétera.

En términos generales, tu aseguradora se encargará de llevar tu coche a tu taller de confianza para su reparación; y a ti y los demás ocupantes, os llevará a vuestro punto de destino. Pero tratándose de la misma cobertura, en cada compañía aseguradora se incluyen diferentes matices, por lo que deberás mirar bien la letra pequeña para encontrar la mejor opción. Hoy te daremos todas las claves para que la encuentres.

 

Empecemos por diferenciar entre asistencia en carretera y asistencia en viaje.

  • Asistencia en carretera es el auxilio que se presta al vehículo tras un accidente o avería;
  • Asistencia en viaje es la ayuda que se ofrece a los ocupantes del vehículo.

Ahora bien; el alcance de la asistencia va en función al tipo de cobertura contratada; así podrás elegir desde una asistencia muy básica (y obviamente más económica), hasta una más completa.

 

¿Qué debo tener en cuenta al comparar la asistencia en carretera?

A priori te puede parecer que son pequeños matices que encarecen el coste total de tu seguro, pero debes pensar en el uso que das a tu vehículo para decantarte por la mejor opción; y asegurarte de que nunca te quedas tirado en la carretera:

  • Kilómetro desde el que se presta la asistencia. Algunas compañías dan servicio desde el kilómetro cero pero otras, marcan un kilometraje mínimo, como por ejemplo 25 kms desde el domicilio. Esto es importante, por ejemplo, si un día por despiste dejaste las luces encendidas y, cuando vas la día siguiente, el coche se ha quedado sin batería y no arranca. Y no puedes ir a trabajar. Se trata de una avería en el km cero. Y si tu póliza lo cubre, tu compañía te pondría un taxi desde tu hogar hasta tu destino.
  • Coche de sustitución. Siguiente punto imprescindible, sobre todo si tu coche es tu herramienta de trabajo. Si tu coche ha sufrido un accidente o avería y se tiene que pasar una temporada en el taller, tu aseguradora te cedería un vehículo durante el tiempo que se limite en tu póliza, para que puedas continuar con tu día a día.

 

Supuestos que cubre la asistencia en carretera

 

La asistencia en carretera no sólo cubre casos graves como accidentes; también nos puede prestar servicio en otras averías menos graves, pero que también te inmovilizan el coche. Tienes que prestar atención a las condiciones de tu póliza porque no todos los supuestos están incluidos. Los casos más comunes son:

 

  • Pinchazo. Es de los más frecuentes. Bien porque no sabes cambiar una rueda o bien porque no dispones de rueda de repuesto, el servicio de asistencia de tu seguro podría echarte una mano.
  • Falta de combustible. Por un despiste o por no encontrar una estación de servicio a tiempo podrías quedarte tirado en la carretera. Pero no es nada que no puedas solventar si tu seguro incluye asistencia en este caso.
  • Batería descargada. Si no dispones de otro vehículo al que colocarle las pinzas, una llamada a tu seguro te facilitaría el traslado de tu coche al taller para cambiarle la batería; o también te pueden ayudar a arrancarlo.
  • Pérdida de llaves. si no sabes dónde tienes las llaves ni encuentras el duplicado, tu seguro te podría prestar ayuda.
  • Asistencia para las personas. Además de prestar asistencia al vehículo, debes tener en cuenta que tu seguro cubra la ayuda a los ocupantes del mismo; para continuar el viaje, regresar al domicilio o recibir asistencia medica. Incluso si el accidente sucede lejos de casa, te podrías quedar alojado (por cuenta del seguro) hasta que tu vehículo esté reparado o hasta el máximo de días que marque la póliza.
  • Envío de conductor. En caso de que ni el conductor ni los acompañantes puedan conducir de vuelta, un coche con conductor os llevaría a vuestro destino.

Ahora que más o menos nos sabemos la teoría, puedes ponerlo en práctica en nuestro comparador de seguros, donde podrás contratar el seguro de coche que realmente necesitas, con las mejores coberturas; y a precios muy competitivos. Porque tienes acceso a varias alternativas de distintas compañías para que tú elijas la opción que mejor se adapta a tu situación.

 

La asistencia en carretera y en viaje es una de las coberturas, junto con la del seguro del conductor, que debes incluir en tu seguro.

 

Si quieres entender el mundo de los seguros y estar al día de este tipo de novedades, síguenos en nuestras redes sociales y no te pierdas nada.
Y si consideras que esta información puede ser útil para alguien de tu entorno, comparte esta entrada en tus redes sociales para que tus contactos también puedan estar informados y contraten sus seguros conociendo las mejores opciones del mercado.

Te has pasado el día en el campo, con los amigos, disfrutando del buen tiempo y de un día de relax (siempre respetando las distancias). A la vuelta se ha hecho de noche y, aunque al volante has tomado todas las precauciones, de repente se cruza un animal en la carretera y tienes un accidente.

Afortunadamente a ti y tus acompañantes no os ha pasado nada. Pero el coche ha quedado destrozado y el animal, ha fallecido.

 

¿Y ahora qué hago?

Nuestra compañera Gloria te explica qué debes tener en cuenta para ponerte a salvo y poder gestionar el siniestro; y así tu seguro de coche te cubrirá los daños sufridos.

Haz clic en la imagen para ver el vídeo:

Como ves, es muy importante no sólo reaccionar bien en el momento del accidente sino también tener previsión y contratar el seguro de coche que realmente necesitas.

 

Revisa bien tu seguro y déjate aconsejar por expertos; no siempre la opción más barata es la mejor. Ni la más cara tampoco. Tienes que tener las coberturas adecuadas al uso que darás a tu coche; y siempre tener previsto cualquier tipo de imprevisto.

Porque los accidentes no se planean y nunca sabes qué te espera cuando estás al volante.

 

En nuestro comparador de seguros podrás consultar los tipos de modalidades de seguros de coche y elegir el más adecuado para ti.

 

Si quieres entender el mundo de los seguros y estar al día de este tipo de novedades, síguenos en nuestras redes sociales y no te pierdas nada.
Y si consideras que esta información puede ser útil para alguien de tu entorno, comparte esta entrada en tus redes sociales para que tus contactos también puedan estar informados y contraten sus seguros conociendo las mejores opciones del mercado.