En el grupo empresarial Bravo y Cía correduría de segurosSeguros Quijote nos hemos puesto un objetivo: ayudarte a entender la letra pequeña de tus seguros y que tengas sólo las coberturas que realmente necesitas.

No es sólo importante entender bien qué estás contratando en el momento en que firmas un seguro; sino que también es importante tener a alguien a tu lado que te vaya informando y actualizando sobre las novedades que puedes añadir a tu seguro.

Hoy te vamos a hablar sobre las novedades en coberturas para tu seguro de hogar.

 

¿Quieres saber cómo puedes mejorar tu seguro de hogar?

Dale al play y nuestra compañera Gloria, te lo cuenta:

Ahora que ya conoces cuáles son las coberturas con las que puedes completar tu seguro de hogar, eres tú el que tiene la última palabra.

Si quieres revisar tu seguro de hogar, nuestro equipo de expertos estará a tu disposición para encontrar el producto que mejor se adapte a tu situación actual. Ponte en contacto con nosotros y encontraremos el seguro de hogar perfecto para ti.

Comparte este artículo para que también tus contactos tengan acceso a esta información y puedan contratar el seguro que sus hogares necesitan.

 

Seguro que ya te han ofrecido un seguro de vida por distintas vías; cuando abres una hipoteca, con la compañía que tienes el seguro de la casa o del automóvil… ¿pero realmente sabes qué beneficios te puede aportar un seguro de vida?

Lo primero que hay que tener claro es qué estamos contratando: al contratar un seguro de vida puedes decantarte por dos opciones: seguro de vida ahorro y seguro de vida riesgo. Nosotros vamos a desgranarte hoy la segunda opción. El seguro de vida riesgo te cubre un riesgo; es decir, que asegurará los gastos que puede tener tu familia si a ti te sucediera algo.

 


El objetivo principal de la contratación de un seguro de vida riesgo es dar protección económica a los beneficiarios de la póliza en el caso de que el tomador fallezca.

No es una fuente de ahorro sino que es una ayuda económica para tus beneficiarios que se le entregará tras tu muerte. La cuantía que se entrega no varía en función del tiempo que has tenido contratado este producto sino que se decide en el momento de la firma. Por eso es muy importante que el contrato se diseñe a medida según las condiciones de tu familia.


¿Sabes qué debes tener en cuenta para contratar tu seguro de vida riesgo?

> ¿Quién contrata un seguro de vida riesgo?

En la mayoría de casos es contratado por el/la cabeza de familia; es decir, la persona que sustenta económicamente al núcleo familiar. Para asegurar que su familia recibe un ingreso económico que cubra los gastos hasta que puedan recuperarse tras su pérdida.

También se contrata junto con la firma de una hipoteca para que, en el caso de fallecimiento del tomador, la deuda se amortice mediante este seguro. Habitualmente el banco con el que se firma la hipoteca te ofrecerá un seguro de vida propio; pero nosotros te aconsejamos que mires más opciones y elijas la que más te convenga; porque como te decíamos, según los datos que aportes a la contratación de este producto, la cuantía que se recibe varía; y los bancos no pueden obligarte a contratar un seguro de vida riesgo cuando firmas una hipoteca con ellos.

 

> ¿Qué capital debería contratar en mi seguro de vida riesgo?

No hay un seguro de vida riesgo genérico para todos sino que tu seguro debe ser específico para ti y adaptarse a tu situación actual. Debes calcular cuál sería la cantidad real necesaria para cubrir las necesidades de tu familia y tener en cuenta que, cuanto más elevada sea esa cuantía, más alta será la prima. Para calcular la prestación que recibirían tus beneficiarios, primero tienes que pensar en qué necesidades quieres cubrir y, en base a eso sumar:

  • Los gastos individuales de cada miembro de la unidad familiar.
  • Los gastos familiares anuales (estudios, suministros, vehículos, etc).
  • La cantidad que te falta por amortizar de tu hipoteca o préstamo. Y no te olvides de sumar los gastos de cancelación.
  • Tu salario anual. Según tu sueldo, el nivel de vida de tu familia varía y es fundamental ajustar la cuantía a los gastos que tu familia tendrá. Esta cantidad la debes multiplicar por 5; ya que se calcula que, de media, tu familia necesitaría 5 años para recuperarse y adaptarse a la nueva situación.
  • Cómo es tu situación familiar. Qué edad tienes y cuántas personas dependen económicamente de ti (pareja, número de hij@s) y si quieres que el seguro también te cubra en caso de sufrir una invalidez que te imposibilite continuar con tu trabajo.

Calcular una cuantía lo más aproximada posible hará que tengas una prima ajustada y, por un lado, que no pagues más de lo necesario en tu seguro; y por el otro, que el capital no sea insuficiente.

 

Cualquiera que sea tu caso, nuestro consejo siempre será que te dejes asesorar por un corredor de seguros puesto que tiene contacto con todas las compañías, se conoce perfectamente las condiciones que ofrecen y diseñará un producto totalmente adaptado a ti. Y no, contrariamente a lo que puedas estar pensando, contratar tu seguro de vida con un corredor no te saldrá más caro que contratar directamente con la compañía.

Además, te asesorará de cuándo es el momento adecuado para variar tu póliza; puesto que no es un contrato inamovible sino que se puede y debe variar al ritmo que tu situación familiar cambia.

 

Vamos a estudiar un ejemplo real de una familia castellano manchega que te podrá servir como orientación:

Para definir la cuantía del seguro de vida riesgo del tutor de esta familia, pensamos en los gastos que necesitarían cubrir su pareja y su descendiente, hasta que el hijo tuviera la edad suficiente como para haber terminado sus estudios y no depender del núcleo familiar.

Hipoteca y gastos de cancelación: 70.000€.

Gastos anuales del niño: 2.400€. En el momento de la contratación tenía 10 años, por lo que contamos con cubrir sus gastos hasta los 18 años. Hace un total de 19.200€.

Gastos universitarios anuales: 10.200€. Estimando una carrera media de 4 años, la suma es de 40.800€.

Sueldo anual bruto del tomador de la póliza: 20.000€, que multiplicado por 5 años, serían 100.000€.

Para esta familia, diseñamos un plan totalmente adaptado a las condiciones de su núcleo familiar que contemplara un capital asegurado de 230.000€.

 

¿Quieres contratar tu seguro de vida y no sabes por dónde empezar?

Ponte en contacto con nosotros; te asesoraremos de forma totalmente gratuita y encontraremos la mejor opción que asegure el futuro de tu familia.

Comparte este blog para que tus familiares y amigos también sepan cuál es la forma correcta de contratar un seguro de vida riesgo.