Los móviles o las tablets se han convertido en uno de los regalos estrella de cada navidad. Tanto a niños como a mayores se nos cambia la cara cuando al abrir el regalo vemos que es uno de estos dispositivos.

Y aunque sea tu regalo favorito y lo trates como un auténtico tesoro, nadie está a salvo de sufrir un descuido; porque el humano es torpe por naturaleza y los accidentes, suceden.

Por eso te aconsejamos que el regalo estrella de esta navidad venga envuelto en un papel de regalo a su medida: un seguro específico de móviles o tablets que cubra cualquier daño que puedan sufrir.


¿No te ha pasado que cuando se te cae el móvil al suelo rezas a todos los santos que conoces para que no le haya pasado nada?
Un día sin móvil puede ser fatídico, eso no cabe duda; pero de nada te servirá rezar si antes no has contratado un buen seguro que te cubra este tipo de daños.


¿Qué debes tener en cuenta a la hora de asegurar un móvil o una tablet?

* Seguro de hogar: quizás te preguntarás “si cubre la rotura de una vitrocerámica o de un cristal de la ventana, ¿por qué no puede cubrir la rotura de mi móvil?

Algunas compañías incluyen a los móviles como gadgets electrónicos dentro del contenido de tu hogar pero están asegurados en caso de robo y no por una rotura accidental, a no ser que hayas contratado una cobertura adicional. Y es que la responsabilidad civil de los seguros de hogar cubre los daños personales y materiales a terceros que hayamos provocado en el ámbito de nuestra vida doméstica. 

Por ejemplo, si te dejas un grifo abierto y el agua provoca daños en la vivienda del vecino, la cobertura de responsabilidad civil se hará cargo de la indemnización; o si tu hijo tira un juguete por el balcón y hiere a una persona que paseaba por delante del edificio, también el seguro de hogar se hace cargo. 

Si viene un amigo a tu casa y accidentalmente tu hijo tira su móvil al suelo y lo rompe, tu seguro cubriría su reparación porque se trata de un daño material provocado por una acción involuntaria en el ámbito de tu hogar a terceros; pero no se hará cargo si tu hijo tropieza y rompe tu smartphone.

* Seguro específico: a la hora de comprar un dispositivo la mejor opción es acompañarlo de un seguro. Pero debes tener en cuenta que existen unas normas de suscripción que condicionarán la contratación:

  • Sólo se pueden asegurar terminales nuevos; quedan excluidos los de segunda mano.
  • Deben tener menos de 16 días de antigüedad en el momento de la contratación, según la factura de compra.
  • El precio del dispositivo no deberá superar los 1.000€ (IVA incluido).

Si tu móvil o tablet está dentro de los posibles, lo siguiente a tener en cuenta es el tipo de coberturas que estás dispuesto a pagar:

> Cobertura básica.

Cubre los daños por caídas, golpes, sobretensión y derrame de líquidos.

Desde Seguros Quijote nos encargaremos de contactar con el Servicio Técnico Oficial y tramitar el arreglo de tu terminal, estando cubiertos los costes de transporte.

También tienes cubierta la indemnización por irreparabilidad. Si no fuese posible la reparación del dispositivo, te indemnizamos por su valor venal en el momento del accidente.
Realizamos el cálculo sobre la factura, con IVA incluido, descontando un 5% del total si el accidente se produce durante el primer año, y un 20% si se produce a lo largo del segundo año.

> Coberturas opcionales.

Indemnización por robo o atraco: Si te roban la tablet o el móvil recibirás una indemnización por su valor venal en el momento del robo.

El cálculo se realiza sobre la factura, IVA incluido, descontando un 5% del total si el robo se produce durante el primer año, y un 20% si se produce a lo largo del segundo año. Si además contratas franquicia, se te descontará la franquicia de la indemnización.

Pongamos como ejemplo que la tablet te costó 420€, IVA incluido. Te la han robado en el primer año y tienes una franquicia del 30%. El valor venal del primer año es 399€ (el precio del terminal, IVA incluido, menos el 5%). Al valor venal, 399€, hay que restarle la franquicia contratada del 30%, por tanto te indemnizamos con 279,30€. Pero si has contratado robo sin franquicia, la indemnización es de 399€

> Exclusiones.

Estos casos quedarían exentos de recibir una indemnización por parte de cualquier seguro:

  • Hurto: Si se llevan tu bolso por un descuido tuyo, no hay amenazas ni violencia y tú no te has dado cuenta, es un hurto y no corresponderá ninguna indemnización.
  • Pérdida de información o datos almacenados: En estos casos, es aconsejable extraer la información y almacenarla en otro soporte antes de entregar el móvil.
  • Daños de carácter estético que no afecten al normal funcionamiento: Si en la caída se ha hecho sólo un arañazo y el móvil funciona correctamente, no nos haremos cargo puesto que nuestro objetivo es la funcionalidad del teléfono.
  • Accesorios externos, tales como fundas, cargadores, baterías, cables de alimentación.
  • Daños causados por la manipulación del bien asegurado por personas no autorizadas por el fabricante: La condición básica de toda garantía es que el terminal no debe haber sido manipulado por terceras personas que no estén autorizadas por el fabricante. Es más sencillo que nos llames para arreglarlo y estar dos o tres días sin móvil que quedarte sin móvil y tener que pagar después.
  • Daños ocasionados por dolo o mala fe del asegurado. 

Aunque a priori te parezca un gasto innecesario más, proteger tu teléfono o tablet desde el momento de la compra es la diferencia entre vivir rezando cada vez que tu dispositivo desafía a la gravedad o estar tranquilo porque sabes que, pase lo que pase cuando le des la vuelta, estará a salvo.

¿Quieres tener tu dispositivo a salvo de cualquier daño o robo? Con nuestro comparador de Seguros Quijote estás a un paso de disfrutar del seguro para móvil y tablet más completo y económico del mercado.

Si tienes más amigos que, como tú, te aferras a tu móvil con cara de “mi tesoooooro”, comparte esta publicación y les ayudarás a evitar esos micro infartos que te dan cada vez que tu móvil se resbala de tus manos.

La caza es uno de los temas que, sin duda, crea controversia. Existe desde que existe la humanidad y ha sido una necesidad vital para sobrevivir. Pero en la actualidad es una actividad deportiva y de ocio que tiene lugar en hábitats que permiten la existencia de numerosas especies de animales salvajes que puedan cazarse.Y es que la caza llega a ser tan importante que no se limita solamente al carácter deportivo o de ocio, sino que genera una alta actividad empresarial y tiene una gran influencia socio-económica en las zonas en las que se lleva a cabo. De hecho, en España, la caza representa uno de los principales motores de la economía rural. 

Prohibir la caza sería perjudicial para el medio ambiente. 

A pesar de las críticas; la actividad cinegética contribuye a la conservación de su hábitat ya que, en los territorios en los que se practica, se ha evitado que se realicen otras actividades más agresivas para el medio ambiente. Por esta razón los cazadores están obligados a pagar licencias e impuestos por ejercer su actividad; para que ese dinero se invierta en labores de conservación del terreno.

Como cualquier otro deporte o actividad al aire libre, la caza conlleva ciertos riesgos

Portar un arma de fuego siempre conlleva cierta peligrosidad; y no sólo es peligroso para el propio cazador, sino también para los animales con los que caza o incluso para terceras personas. Por eso, al practicar la caza se exige obligatoriamente un seguro de responsabilidad civil.

También es obligatorio poseer este seguro previo a la solicitud de la licencia de caza; documento indispensable para practicar la caza de forma legal en España y que se encargan de expedir las correspondientes comunidades autónomas.

Así está establecido en la Ley 1/1970 de Caza y su Reglamento.

Factores importantes a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de caza:

  • El fin de este seguro obligatorio de caza es que cada participante de una cacería cuente con un recurso para que, si ocurre un accidente, se puede indemnizar a las posibles víctimas.  *No obstante, aunque el cazador posea su seguro de responsabilidad civil, no tendría por qué hacerse cargo de daños que hayan sido causados por culpa o negligencia del perjudicado. 
  • Este seguro sólo cubre daños corporales ocasionados a terceros por parte del tomador o sus perros de caza.
  • No tiene validez fuera de España. Ni siquiera las pólizas extendidas ofrecen necesariamente esta opción. Si quieres practicar la caza en el extranjero deberás contratar un seguro obligatorio de caza con una cobertura especial que te cubra fuera del territorio español.
  • También es importante saber que no todas las personas que participan en una cacería deben contratar el seguro obligatorio de caza. Por ejemplo, los acompañantes, los ojeadores o el perrero no portan armas de fuego y por lo tanto están exentos de contratarlo.
  • Por último, hay que tener en cuenta la localidad donde vas a realizar la cacería porque las exigencias varían de una comunidad autónoma a otra. En la mayoría sólo exigen el seguro de responsabilidad civil pero en otras añaden otro tipo de coberturas obligatorias.

Las coberturas del seguro obligatorio de caza pueden escalarse.

Se parte de la cobertura más básica que cubre la responsabilidad del cazador frente a los daños de tipo corporal que pudiera ocasionar a terceros.  Y a partir de aquí, podemos complementar nuestro seguro con más coberturas.

Una de ellas es la responsabilidad civil voluntaria del cazador, que amplía la cuantía de cobertura establecida por el seguro obligatorio de caza. De este modo, además de cubrir los daños corporales a terceros, también cubre daños materiales y otros gastos. 

Otras coberturas adicionales serían defensa jurídica, accidentes personales del cazador, daños al perro de caza, protección de las armas, etc.

> Contrata con Seguros Quijote el seguro de caza más barato de Castilla La Mancha y por sólo 12€ podrás disfrutar de tu afición sin preocupaciones.

> Ponte en contacto con nosotros si quieres ampliar las coberturas básicas que ya tienes contratadas o si aún no tienes claro qué debes contratar y necesitas una asesoría.

> Comparte este artículo entre tus compañeros de cacería y asegúrate de que todos tenéis contratado un seguro de caza adecuado y estaréis cubiertos si sucede algún incidente.